Vía crucis general para las Hermandades y Cofradías de Almería

287

En la tarde noche de ayer, Solemnidad de la Anunciación del Señor, tenía lugar la celebración del Vía crucis general para las Hermandades y Cofradías de Almería.

El piadoso acto presidido por la imagen del Santísimo Cristo de la Redención, de la hermandad del Silencio, tenía previsto comenzar el traslado de la imagen a la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación para presidir el Vía Crucis en el templo catedralicio, en un año más que especial para ellos al encontrarse celebrando su 75 Aniversario fundacional.

Los hermanos de la collación estaban citados a las siete y cuarto pero parecía que el cielo no daba respiro con la tan esperada lluvia. Miembros de la Agrupación y de la Junta de Gobierno tomaron la determinación de aplazar la decisión acerca del traslado siendo la prudencia la que marcaba finalmente el desenlace para el mismo.

Comenzaba el que sería el segundo Vía Crucis estático de la Hermandades y Cofradías de  Almería, tras el celebrado el año pasado en la I.P. de San Juan Evangelista. El piadoso rezo comenzaba pasados unos minutos de las nueve de la noche, presidido por el consiliario de la hermandad de Alfareros, D. José Juan Alarcón, que recorrió el templo acompañado de la Cruz de Guía tras la lectura de cada uno de los pasajes evangélicos dirigidos por el Delegado Episcopal para las Hermandades y Cofradías de la ciudad de Almería, D. Juan José Martín. 

Serían D. Antonio Salmerón, Pregonero de la Semana Santa, y D. Sergio  Morante, Exaltador de las Glorias de María, los encargados de realizar las meditaciones de cada una de las estaciones, logrando crear un íntimo ambiente bajo la mirada del Señor de la Redención que presidía desde su paso el templo de los franciscanos.

Al acabar el rezo, en un emotivo momento los portadores de las andas del Señor trasladaron la imagen a uno de los laterales mientras se armonizaba el momento con unos sensibles acordes interpretados por la capilla musical compuesta por algunos miembros de la Banda Santa Cecilia de Sorbas, dando así por concluida su celebración.