Macarena

HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA SENTENCIA, MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA MACARENA Y NUESTRA SEÑORA DEL SANTO ROSARIO

Historia

La Hermandad de la Macarena se funda en 1986 siendo las reglas aprobadas en 1990, con D. Juan Estrada Matarín, como Hermano Mayor. Así, fue erigida en la Parroquia de San Ildefonso de Toledo en el barrio almeriense de la Plaza de Toros. Fue en 1988, dos años antes de la aprobación de las reglas, cuando la primera imagen de la Hermandad, la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena llegaba a la ciudad de Almería, aun sin tener la sede canónica decidida. Pero pocos meses después, en mayo de ese mismo año, fue trasladada desde la casa de Hermandad, donde se encontraba desde su llegada en marzo, hasta la Parroquia de San Ildefonso, de la que D. José Yélamos Rubio era el párroco y la persona que propició la instalación de la Hermandad en dicha parroquia.

En diciembre de 1990, con las reglas ya aprobadas por el Obispado, la segunda imagen titular de la Hermandad, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, llegaba a la ciudad y era bendecido el día 16 de ese año y mes, por el nuevo párroco de San Ildefonso, D. Ambrosio Vita Pelayo.

De este modo, se procedió en 1991, a realizar la primera estación de penitencia de la historia de nuestra corporación. Para ella, el Señor salió sólo en un pequeño paso acondicionado con algunos enseres prestados por hermandades amigas. En el caso de la Esperanza, salió aun sin palio.

La situación de la Hermandad se comienza a complicar y en 1992, tras la dimisión del Hermano Mayor, la Agrupación de Hermandades y Cofradías nombra a una junta gestora siendo presidente de la misma D. José Antonio Miras Asensio. Meses más tarde se consigue llegar al acuerdo para convocar elecciones a Hermano Mayor para octubre de 1992, de las cuales salió elegido D. Nicolás Hernández Ortiz.

Tras este nombramiento, la Hermandad vuelve a vivir momentos de progreso. En 1994 la Esperanza Macarena estrena su nuevo paso de palio, saliendo por primera vez en estas condiciones y se encargaban ya las imágenes secundarias del paso del Señor de la Sentencia a Luis Enrique González Rey y un año más tarde se encargaba la realización del paso de misterio a  Antonio Ibáñez Valles.

En ese año, en 1995, se producía uno de los hitos de esta Hermandad, al hermanarse con la Hermandad de la Santa Cena en un acto celebrado en la Parroquia de San Pedro, estrechando así unos lazos de amistad y ayuda mutua entre ambas, que perduran hasta nuestros días.

De este modo, la Hermandad emprendía el camino que nos ha hecho llegar hasta donde estamos actualmente, creciendo notablemente a nivel personal, logístico y patrimonial, como es el caso de los propios pasos de nuestras imágenes penitenciales. En el caso del Señor, presenta todo el grupo escultórico concluido, al igual que la talla completa del paso, a falta de algunos detalles como las cartelas que iban a ser estrenadas en la pasada Semana Santa, y el último gran paso, que se corresponde con el dorado del mismo. En el caso del paso de Palio de la Esperanza, también en la Semana Santa de 2020, se iba a estrenar todo el juego de bambalinas bordadas, al incluirse las laterales.

En 2016, se producía el gran hito de las últimas décadas de la Hermandad. Siendo Hermano Mayor D. Francisco Javier Giménez López, se incorporaba una nueva titular, en este caso de Gloria, con la advocación de Señora del Santo Rosario. La nueva imagen fue bendecida el 14 de mayo de 2016 en la Parroquia de San Ildefonso, a cargo del Director Espiritual y párroco de la misma, D. Antonio Romera Hernández. Desde entonces, cada octubre se celebra la festividad de nuestra titular, procesionando el sábado siguiente al día de su festividad, este es el 7 de octubre, día en el que se celebra su Función Principal estando expuesta la Virgen durante todo el día en besamanos.

Con ello se procedió también al rediseño del escudo para incluir elementos que representasen también la nueva advocación que conformaba la Hermandad, en concreto un Rosario que envuelve toda la obra.

En el año 2018, se producía otro momento histórico, al cambiar el día de nuestra estación de penitencia, del Lunes Santo al Miércoles Santo con el fin de propiciar más la participación de los hermanos en la procesión, que debido a las altas horas a las que se recogía la Hermandad y al ser el martes un día laborable, eran muchos los que no podían acudir por este motivo. Así en la Semana Santa de 2018, la Hermandad se estrenaba en su nueva jornada.

Titulares

NUESTRO PADRE JESÚS DE LA SENTENCIA

Es una obra del imaginero sevillano D. Antonio Dubé de Luque realizada en el año 1990. Del aspecto técnico resaltar que hablamos de una imagen realizada en madera de cedro, policromada. Su altura aproximadamente es de un metro setenta y está anatomizada completamente, situándose dentro de los cánones de la imaginería barroca sevillana. Es de vestir, teniendo las manos atadas, el torso levemente inclinado hacia delante y la cabeza ladeada hacia la derecha.

La sagrada imagen fue bendecida el 16 de diciembre de 1990 en la Iglesia de San Ildefonso, siendo párroco y consiliario de la Hermandad D. Ambrosio Vita Pelayo.

Esta, representa a Jesucristo en el momento en el que Poncio Pilato, tras ofrecer al pueblo la elección de a quién liberar y este elegir a Barrabás, emite su sentencia de muerte, lavándose las manos de tal acto, a pesar de las súplicas de su esposa Claudia Prócula.

MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA MACARENA

Es la titular que dota a la Hermandad de su nombre y fue la primera imagen en recibir culto por parte de los hermanos, al ser la primera obra en ser realizada de las tres a la que actualmente rendimos culto. Fue realizada por D. Antonio Dubé de Luque en el año 1988. Del aspecto técnico resaltar que es una obra realizada en madera de cedro y policromada solo la cabeza y las manos, con cuerpo de candelero, siendo una imagen de vestir. Se trata de una réplica de la Esperanza Macarena sevillana.

La imagen se bendijo el 28 de mayo de 1988 en la Parroquia de San Ildefonso siendo párroco y consiliario de la hermandad D. José Yélamos Rubio.

Antes de la bendición, la imagen fue trasladada en procesión por las calles del barrio de la Plaza de Toros desde la casa de Hermandad de entonces, situada en la calle Quintana nº 3, hasta la Parroquia de San Ildefonso.

NUESTRA SEÑORA DEL SANTO ROSARIO

Es la última titular en incorporarse a la Hermandad, siendo realizada por el imaginero sevillano Antonio José Labrador Jiménez en el año 2015. Del aspecto técnico resaltar que se trata de una obra realizada en madera de cedro real, y policromada mediante diversos tonos y veladuras al óleo, para obtener los matices cromáticos deseados, está acompañada por la imagen del Niño Jesús, que reposa en sus mano izquierda, y también está realizado en madera de cedro real y policromado mediante veladuras al óleo. Es de las llamadas de candelero. Tiene brazos articulados para ser revestida y tiene una altura aproximada de entre un metro setenta y ochenta.

La imagen se bendijo el 14 de mayo de 2016 en la Parroquia de San Ildefonso siendo párroco y consiliario de la Hermandad D. Antonio Romera Hernández.

Sede Canónica

San Ildefonso de Toledo. Calle Acosta, 1

Nuestra Hermandad, desde el 28 de mayo de 1988, cuando la imagen de la Esperanza Macarena fue trasladada a ella, reside en la Parroquia de San Ildefonso de Toledo, situada en el barrio almeriense de la Plaza de Toros, concretamente en la Calle Acosta, 1.

Desde esa fecha, los párrocos de la misma han sido los directores espirituales de la Hermandad, comenzando con D. José Yélamos Rubio, la persona que permitió el asentamiento de la Hermandad en la Parroquia. Después, estuvo en el cargo D. Ambrosio Vita Pelayo a quién sustituiría D. Francisco Salazar Zamora. Tras este último, el puesto lo ha ocupado D. Antonio Romera Hernández, quien continúa en la actualidad.

La consagración del templo de San Ildefonso data de 1963. Se trata, por tanto, de una edificación contemporánea, caracterizada por el chaflán que se forma en el vértice de la nave. Un bajorrelieve en mármol, alusivo al santo, centra el altar mayor.

Las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena se encuentran en unos altares, realizados por el tallista Francisco Javier Arcos Quero en los años noventa, situados al lado de la sacristía de la Parroquia (a la derecha de la puerta de salida situada en la calle de Nuestra Señora de las Mercedes). Nuestra Señora del Santo Rosario, por su parte, se encuentra en la Capilla del Rosario, construida especialmente para que recibiera culto y esta se sitúa en la entrada de la puerta principal, situada en la calle Enrique Granados. De hecho, dado que la puerta es una verja, se puede ver la imagen de Nuestra Señora del Santo Rosario desde la calle, sin necesidad de que esté abierta la Parroquia

Contacto

Redes Sociales