Concierto benéfico “Resiste, Líbano”

252

Sonaba “A nana tú” pasadas las ocho de la tarde en la Capilla Mayor de la S.A.I. Catedral de la Encarnación para iniciar el concierto benéfico de Navidad bajo el lema “Resiste, Líbano”. El fantástico coro infantil “Pedro Mena” deleitaba a los presentes con un variado repertorio de villancicos y una admirable puesta en escena.

Bajo la organización de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería, con el patrocinio de Providentia y la colaboración de la Diócesis de Almería; se buscaba la contribución en beneficio de la campaña “Resiste, Líbano” llevada a cabo por la Fundación Pontificia de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Este proyecto está centrado en sostener a la iglesia libanesa tras la explosión en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto, socorrer a numerosos refugiados sirios que siguen sin poder regresar a su país y financiar la reconstrucción de decenas de iglesias y edificios esenciales destruidos tras dicha catástrofe.

Tras la primera parte del concierto, Sergio Rivas, en representación de Ayuda a la Iglesia Necesitada, se dirigió al público exponiendo las dificultades que sufren nuestros hermanos cristianos en muchos países alrededor del mundo. Perseguidos por sus creencias, se atenta contra sus vidas y contra todo símbolo cristiano. Como ejemplo, mostró un cuadro del Misterio de la Encarnación recién llegado desde Homs, Siria, y destrozado por impactos de bala.

El coro abderitano, magníficamente dirigido por José Antonio Pérez Fernández, siguió interpretando villancicos como “Noche de paz”, “Los Campanilleros”, “Inmanuel” y “0 Holy Night”. Hasta un total de 16 composiciones entonaron los 40 niños y niñas que componen el grupo. Terminando con un mensaje de agradecimiento por darles la oportunidad de actuar en el principal templo de la diócesis almeriense; recibiendo una calurosa y larga ovación.

Para finalizar, Isaac Vilches, presidente de la Agrupación, agradeció al cabildo catedralicio su predisposición para la realización del concierto; a Providentia su colaboración a la causa; a D. Ricardo Salvador su disposición con esta entidad y como mantenedor del acto; a Ayuda a la Iglesia Necesitada por su labor cristiana; y al más de centenar de asistentes por su presencia y colaboración con la causa.