La Devoción
La Fe
El Arte ORO
La Palabra

El Cartel conmemorativo del LXXV Aniversario

LA OBRA

Quisiera compartir con todos ustedes como ha sido la concepción de esta obra. Siempre me sorprende esta primera fase de la creación de una obra pues uno no sabe ni cuándo ni por dónde le va a venir la inspiración. En el caso de esta obra se trata de una idea que fue germinando y creciendo poco a poco en mi interior desde la primera semilla hasta convertirse en un frondoso árbol.

La obra que hoy les presento nace del intento de solucionar una serie de condicionantes que me impuse a la hora de componerla. Para comenzar me gustaría compartir con todos vosotros cuales fueron esos condicionantes pues creo que así entenderán el reto al que me he enfrentado para crear este anuncio pictórico. En primer lugar tenía claro que éste no debía ser un cartel Semana Santa al uso, lo que debía anunciarse aquí era un concepto mucho más amplio, un concepto que debía englobar no solo al concepto “Hermandades de Semana Santa”, sino también al concepto “Hermandades de Gloria” y no solo a estos dos conceptos sino sobre todo a la institución que las representa, que las aglutina, la institución que hoy cumple 75 años. Entendí que en la pintura debía aparecer por supuesto la ciudad que las acoge y las vio nacer, entendí también que al ser un cartel de aniversario debería de hablarse del paso del tiempo, de historia al fin y al cabo y por último y no menos importante debía estar presente en él el lema de este aniversario y título también de esta obra:

“LUMEN DEI IN AETERNUM”, (La Luz de Dios, por siempre)

Para rizar más el rizo y por si todos estos factores previos al boceto que les he enumerado fueran pocos yo quise añadirle uno más ya que me empeñé en que, de alguna u otra manera, hubiera en el cartel un detalle, por mínimo que fuera, de todas y cada una de las 26 Hermandades que lo componen para que todas, sin excepción, se sintieran representadas.

Y como si fuera una hora de ruta me embarque en un viaje con estos 7 “puertos” en los que recalar:

  • Hermandades de penitencia
  • Hermandades de glorias
  • Agrupación de cofradías
  • Ciudad de Almería
  • La luz de Dios
  • El paso del tiempo
  • Alusión a todas las hermandades

De todos estos condicionantes que cabo de enumerar el que se me antojaba más difícil de todos era el de representar el concepto de “agrupación” pero sin embargo fue en la búsqueda de cómo representar ese concepto donde encontré la idea que se convertiría en la semilla de la que germinó esta obra. Si buscamos la definición de “Agrupación“ encontraremos lo siguiente: “conjunto de personas u organismos que se reúnen en torno a una misión concreta” , les invito a que miren el cuadro y  vuelvan a escuchar esta definición: ”conjunto de personas u organismos que se reúnen en torno a una misión concreta…” les confesaré que fue leer aquella definición y aparecer en mi cabeza aquellos apóstoles reunidos en torno a Jesús con una misión muy concreta: “id y predicad el Evangelio” exactamente la misma misión de nuestras Hermandades.

Nada más surgir la chispa de aquella idea y supongo que por deformación profesional apareció en mi cabeza otra imagen: la famosa “Última Cena” de Leonardo da Vinci lo cual me servía perfectamente como alusión al paso del tiempo, al pasado y a la historia. En la obra de Leonardo Jesús aparece en el centro de la composición y todo gira en torno a Él al igual que ocurre con la escena representada en el paso de misterio de la Sagrada Cena de Almería obra de mi admirado paisano Navarro Arteaga. Las musas sin saberlo me habían llevado a elegir la única escena de la Semana Santa almeriense que puede representarse también en tiempo de Glorias: la Última Cena o lo que es lo mismo: la institución de la Eucaristía. Llegado a este punto se me ocurrió situar al Señor de la Hermandad de la Cena y a su apostolado en aquel cenáculo que pintó Leonardo para la iglesia de Santa Maria delle Grazie de Milán, un cenáculo imaginariamente situado en la ciudad de Almería y por el que a través de sus ventanas se observa cómo era esta ciudad hace 75 años. Sobre el mantel de la mesa aparece bordado el escudo de la agrupación. De todos es conocida la fama y misterio que encierra la última cena de Leonardo da Vinci. Hacía poco que Brunelleschi había descubierto la perspectiva y Leonardo utilizó este recurso no solo para darle una tercera dimensión a esta obra sino también para que todas las líneas de fuga de esa estancia convergieran en un mismo punto, y en ese mismo punto situó a Cristo.

Como saben el deterioro que ha sufrido la última cena de Leonardo a través de los siglos ha hecho que no podamos ver bien a sus personajes y este hecho, en lugar de perjudicarla, ha conseguido todo lo contrario: incrementar de forma extraordinaria su fama, potenciar su halo de misterio y propiciar que la obra tenga tantísimas teorías e interpretaciones. Esa idea de pintar los rostros ambiguos o deteriorados para potenciar así su misterio me atraía muchísimo pero no tenía muy claro como la iba a llevarla a cabo, pero cuando pensé en la manera de representar el lema de este aniversario me vino la inspiración: Como habrán podido leer en la prensa cuando se presentó, el lema “LUMEN DEI IN AETERNUM” (la luz de Dios por siempre) alude al propio Jesucristo Hijo Dios, como Dios hecho Hombre que guía nuestros pasos. Christus Lumen Dei alude a Cristo, Sol de Justicia, como el espejo que refleja plenamente a Dios. Y ese sol de justicia es el que se convierte en esta obra en un personaje más del cuadro, un sol de justicia que entra por las ventanas del cenáculo con tal fuerza que nos deslumbra impidiéndonos incluso percibir al detalle el rostro divino de Nuestro Señor y el de sus apóstoles, la herramienta perfecta que necesitaba…

Una vez resueltos todos estos problemas me quedaba enfrentarme al último de los condicionantes que me impuse: hacer alusión a las 26 hermandades que conforman esta agrupación y para ello quise utilizar de una manera muy velada los halos de santidad de los apóstoles vinculándolos de alguna manera con cada una de las Hermandades atendiendo sobre todo a las características psicológicas y hagiográficas de cada apóstol. Tarea harto difícil esta de vincular cada Hermandad con la vida de un apóstol, tarea que no hubiera sido capaz de llevar a cabo sin la ayuda inestimable de mi querido Alejandro Valverde, el autor del logo de este aniversario. Cuando le planteé el reto me dijo que era uno de los ejercicios más difíciles que le habían encomendado en su vida pero al final consiguió completar el rompecabezas. Gracias Alejandro.

Sería bastante largo en este acto el ir enumerando ahora una a una cada Hermandad e ir explicando su vinculación con cada apóstol pero déjenme que al menos les muestre algunos ejemplos:

Sobre el halo de santidad de Pedro podrán ver que aparece la Hermandad del Santo Sepulcro: la razón de ello es porque la parroquia de esta Hermandad es San Pedro, lo mismo ocurre con el caso de la Hermandad de la Soledad sobre la cabeza del apóstol Santiago ya que la sede canónica de esta Hermandad es como saben la parroquia de Santiago.

El caso de Simón, por ejemplo, uno de los apóstoles pescadores, es también bastante claro: en su nimbo aparece Rosario del Mar, Hermandad con una vinculación directa al mar. Hay en esta obra otras vinculaciones más curiosas como es el caso de Tomás: en su halo de santidad aparece la Hermandad del Resucitado haciendo con ello alusión a lo que este apóstol dijo : “no creeré en la Resurrección del Maestro hasta no meter mis dedos en sus llagas” ( Juan 20:24-29). La Hermandad de la Borriquita aparece en el halo de Santidad de Juan, patrón de la juventud ya que si hay un Hermandad que represente más claramente la niñez y juventud esa es sin duda la Borriquita. Hay otras vinculaciones aún más curiosas: por ejemplo, la de la Hermandad del Prendimiento: recordando aquel dramático suceso vivido en 1996 en la que tras encerrarse en la Catedral sufre un incendio perdiendo a dos de sus tres titulares y ante tal dificultad, la Hermandad consigue reponerse y hacer estación de penitencia al año siguiente con sus tres pasos, este hecho se ha querido conectar con el patrón de las causas difíciles y desesperadas, San Judas Tadeo. Con este sistema hemos ido completando poco a poco las 26 hermandades que no solo aparecen en los halos de los apóstoles sino en el mismo Cristo en cuyas tres potencias podemos ver las iniciales de otras tres Hermandades.

Me despido recordando una curiosidad, una anécdota de mis primeros pasos en este mundo de la pintura. Todo aquel que haya recibido clases alguna vez sabrá que los primeros ejercicios para iniciarse en este mundo es el de pintar bodegones, temática especialmente aburrida pero que con la que sin embargo se adquieren grandes conocimientos. En este cuadro, al pintar los alimentos y las copas de la mesa he recordado aquellos primeros bodegones que mi profesor me hacía pintar y he decidido colocar entre los alimentos una copia de aquel primer bodegón. Verán ustedes que entre todos los alimentos hay uno digamos “discordante”, les invito a que lo encuentren.

Fernando Vaquero Valero

EL ACTO

Concierto y presentación completa

Presentación cartel

EL AUTOR

Fernando Vaquero es un pintor sevillano considerado como uno de los pintores imprescindibles del panorama cartelístico actual. La originalidad de sus composiciones nunca deja indiferente a nadie. Tiene en su haber la autoría de algunos de los carteles más aplaudidos de los últimos años como el cartel de la Venida del Rocío, el de las Semanas Santas de Córdoba 2020 y Sevilla 2019 o el de las Fiestas de la Primavera de Sevilla 2020.

Casado con la también pintora y escultora Irene Dorado y padre de una niña,  no es hasta 2012 cuando Vaquero comienza a dedicarse como profesional a la pintura, pues tuvo el honor de ser seleccionado para recibir las enseñanzas impartidas por el pintor Antonio López. Su evolución artística le llevará a un realismo figurativo que se convertirá en el santo y seña de su cuidada obra. Dentro de la cartelería, aparte de los carteles antes mencionados, ha de destacarse, entre otros, su cartel del Corpus Christi de Sevilla en 2016, el muy celebrado cartel de la Semana Santa de Carmona 2018, el inolvidable cartel del 75 aniversario de Santa Genoveva, el de la Semana Santa de Osuna 2019, el de la Romería de Valme 2018, el de los setenta y cinco años de la Hermandad de Torrijos de Valencina de la Concepción,  el de la Romería de Nuestra Señora de Gracia de Carmona en 2013 , el del Bicentenario de la hechura de la Esperanza de la Trinidad, el de la Romería de Huevar de  2019, el realizado para la Semana Santa de Alcalá de Guadaíra 2020, el de la Semana Santa de Osuna 2019, el de Marchena 2020, Dos Hermanas 2020 o el recientemente presentado Cartel de la Semana Santa de Ronda 2021 que ha suscitado multitud de elogios dentro y fuera de la provincia malagueña. Es también autor de renombradas portadas de boletines como la de Montesión de Sevilla con su obra titulada “La oración azul” de enorme repercusión, “La oración del costalero” para el boletín de Madre de Dios del Rosario (patrona de capataces y costaleros) o el boletín de cuaresma de la Hermandad de la Paz. Asimismo, cabe reseñar su aplaudida aportación pictórica a la Hermandad de la Macarena durante la exposición “Macarena” del Círculo Mercantil de Sevilla donde mostró un inédito retrato del Señor de la Sentencia sin su corona de espinas.

.

Cofrade de la Hermandad de la Amargura por tradición familiar, ha sido también comisario de la exposición pictórica “Universo Amarguras” de enorme éxito en Sevilla donde sus compañeros artistas y él mismo aportaron sus visiones ante el centenario de la marcha “Amarguras” compuesta en 1919 por Font de Anta. Es autor también de diversos libros de Reglas de Hermandades como el de la Hermandad de Santa Genoveva de Sevilla.

Aparte de su obra sacra, Fernando Vaquero es un pintor historicista, su cuadro “El Expolio” de la inolvidable muestra “Reflejos de Murillo” en el Ayuntamiento de Sevilla causó gran admiración. Son característicos también sus cuadros donde representa estudios y talleres de pintores del pasado en los que convierte el recurso “cuadro dentro de un cuadro” en el leitmotiv de estas composiciones.

No puede dejarse caer en el olvido que a Fernando Vaquero le fue concedido el premio de pintura del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla en 2014.

Además de todo lo anteriormente mencionado y sin salirnos del panorama artístico, Vaquero tiene en su haber la carrera de piano por el Conservatorio de Sevilla.

La Música del LVXX Aniversario

LAS OBRAS

LA LUZ DE DIOS | LUMEN DEI

Lumen Dei nos cuenta en su introducción, esa Luz de Dios, nos cuenta un Amanecer. Esta Tierra, es la Primera provincia de Nuestra Andalucía que ve la Luz y con estos compases, he querido reflejar ese amanecer… El ver la Luz de Dios.

Después de esta introducción se da paso al Primer Tema y al fuerte de bajos. Aquí es donde Pepe Peña es reconocible, en ella cuento una Historia; La Historia de nuestro Señor Jesucristo, en constante diálogo con su Madre La Virgen María. En ella intento que el oyente se sienta identificado con ella y construya su propia Historia, que no es más, que el dialogo entre un Hijo y su Madre, y en el que todos nos habremos visto reflejados alguna vez.

Una vez desarrollado el fuerte de bajos, este da paso de nuevo al tema del Amanecer. Este nos llevará al Trio de la Marcha, trio en el que he querido reflejar el Júbilo y la Alegría por estos 75 años de la agrupación.

Sin más, le doy Gracias a esta Tierra que hace ya un tiempo me cautivó.

Pepe Peña

POR SIEMPRE | IN AETERNUM

Por siempre es una marcha encargada por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Almería para el 75 aniversario de su fundación.

Este encargo no ha sido fácil por los requisitos que había planteado la Agrupación para su creación, pues en su deseo se encontraba la posibilidad de que cualquier banda de la ciudad, e incluso de fuera de Almería, pudiera tocarla sin dificultad, fuera agrupación o banda de cornetas y tambores, aspirando así a que pudiera alcanzar el estatus de “clásico”.

Todos saben que la disparidad instrumental entre bandas, por no decir las diferencias razonables entre cornetas y tambores y agrupación musical, convertían a este encargo en todo un reto.

Además, crear una marcha “universal” sin caer en los tópicos estilísticos de las marchas clásicas y conservando mi identidad estilística como autor se hacía complicado.

Así que para esta marcha me marqué el reto de hacer una pieza corta, simple estructuralmente, donde las tesituras de los instrumentos estuvieran cuidadas para que casi cualquier banda de cualquier nivel pudiera tocarla, y que, además, pudiera ser adaptada a CCTT o agrupación sin perder su identidad musical.

Por siempre es una marcha de 53 compases donde se expresa la evolución estética de una Semana Santa como es la almeriense. Su nombre identifica la idea que, la Agrupación de Hermandades y Cofradías siempre estará ahí para su Semana Santa y la ciudad.

Compositivamente comienza en una tonalidad de Do menor. La tonalidad por excelencia de la música procesional es Fa menor, por lo que usando Do menor (probamente la segunda más usada), ya mostraba la relativa juventud de esta Agrupación de Hermandades.

Estéticamente, la melodía es ligeramente marcial, enérgica y con tintes tradicionales, que muestran el carácter propio de la música de esa época.

La marcha pasa por un solo muy expresivo y melódico que antecede a un final progresivo cuya melodía se repite varias veces hasta el final.

Esta parte se construye en la tonalidad de Lab menor, tonalidad con siete bemoles que puede ser la menos empleada, queriendo mostrar así la situación de continua evolución de la Agrupación en la actualidad.

El final de la marcha es una recapitulación del motivo inicial, pues para avanzar hay que recordar de dónde venimos.

Francisco Javier Torres Simón

LOS ESTRENOS

"La luz de Dios | Lumen Dei"

"Por siempre | In aeternum"

LOS AUTORES

JOSÉ PEÑA RUBIO

Es un compositor sevillano y actual director de la Banda Municipal de La Puebla del Río y subdirector de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras. Ha compuesto grandes marchas como “Mediatrix Omnium Gratiarum”, “Estrella Mater Dolorosa” o “Mi Esperanza”. El año pasado, cargado de trabajo, escribió cuatro marchas dedicadas a hermandades de la capital hispalense: “La Rosa de San Lorenzo” para la Virgen del Dulce Nombre, “La Virgen de la Merced” para la titular mariana de la hermandad de Pasión, “Rosario de Lágrimas” dedicada a la Virgen del Rosario del Polígono de San Pablo y “Sed de ti” para la hermandad que reside en Nervión.

FRANCISCO JAVIER TORRES SIMÓN

Exitoso compositor dedicado también a la producción e investigación en música de cine y nuevas tecnologías; y autor del libro “Tecnologías en la Composición de Bandas Sonoras”. A su vez es presidente de la Asociación de Compositores Sinfónicos Andaluces y director de la Orquesta Cuerda Sacra. Tiene importantes premios en música y es compositor de marchas sacras de gran calado como son “Al que yo bese” dedicada al Cristo del Prendimiento de Almería o “Lux Aeterna”, marcha dedicada al Sagrado Decreto de la hermanad sevillana de la Trinidad. Otras obras suyas, tanto en bandas de música como en cornetas y tambores son “De tu mano”, “Maestra” o “Atado”.

Volver al inicio